Nueva normalidad

El reto que trae a las organizaciones modernas enfrentarse a la dura realidad «post – pandémica» y por qué la tecnología nunca había sido tan importante.

El desajuste en las operaciones diarias originadas por lo problemas de la salida del confinamiento y la falta de mecanismos para proteger a las personas tanto en casa como en las instalaciones físicas de las compañías genera dudas en las áreas administrativas, recursos humanos y de apoyo en la operación.

El papel de las áreas de I.T. durante estos tiempos del COVID19 ha sido fundamental, sobre todo en los esquemas de tele trabajo, reuniones por video conferencia, colaboración y ofimática, sin embargo, de manera gradual, el presonal regresará (si no lo ha hecho ya) al laboratorio, al mostrador, a la línea de producción o a la planta de empaque.

Es ahí donde debe prestarse atención a los mecanismos de apoyo y preveción, la seguridad en los puestos de trabajo no es un tema específico de un departamento que publica manuales, se ha convertido en un tema integral a la operatividad de las organizaciones y como todo proceso debe ser revisado y en aquellos casos que lo ameriten, ajustado y  automatizado.

Opciones tecnológicas

Las competencias que deben ser adquiridas por las áreas de apoyo técnico en el sentido de prevención y protección sanitaria extienden los tópicos de seguridad industrial, y pueden ir desde la adecuación de flujo de las personas, filtros de acceso, distanciamiento del personal, cambio en los protocolos de limpieza, cero contacto en la manera de «checar» entrada, redistribución de posiciones de trabajo, horarios escalonados, creación de circuitos de ventilación y otros.

Es por ello que en esta instancia habrá convergencia entre dispositivos orientados a procesos de T. I. con dispositivos médicos, las áreas de medicina interna o enfermería en las organizaciones deberá reforzarse y adquirir  habilidades adicionales de manejo de sistemas nuevos y estadística, y conocer las bases del seguimiento de contactos establecidos por las autoridades sanitarias.

Formación

De igual manera, la capacitación interna deberá incluir los componentes sanitarios complementarios y el cómo se obtendrán y vigilarán las medidas. Las áreas de capacitación interna deberán incluir las nuevas competencias y buscar el mecanismo de distribución a los empleados, aún y cuando no se encuentren físicamente en las instalaciones.

El equipo de ingeniería de Uni Red, ha depurado soluciones prácticas y eficaces, que podrán apoyarle en este proceso de ajuste favoreciendo la continuidad de su negocio, en la llamada «nueva normalidad».